Los 7 retos que tenemos delante en el Día Mundial de Internet

Desde el año 2005 se celebra el Día de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, más conocido como Día de Internet que fue promovido por la Asociación de Usuarios de Internet e Internet Society.

El objetivo de este día es dar a conocer la importancia y las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y promover su accesibilidad. En los últimos años, especialmente desde la crisis sanitaria de la COVID19, se ha constatado cómo, sin la tecnología, no hubiera sido posible seguir adelante con el trabajo, la educación, el ocio o el consumo. Tal y como pudimos conocer en la pasada edición de Semana Informática gracias a los expertos que compartieron sus experiencias con nosotros, la pandemia y el confinamiento han hecho más por la transformación digital de lo que se había conseguido en los últimos 10 años.

Sin embargo, tras esta acelerada transformación, el reto se focaliza ahora en consolidar los avances tecnológicos logrados y caminar hacia un modelo económico basado en la economía digital que permita ser más permeables a los cambios y más sostenibles.

Con motivo del Día de Internet, el Colegio Oficial de Ingeniería Informática de la Comunitat Valenciana, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos en Informática de la Comunitat Valenciana y Som Digitals, quieren compartir los principales retos a los que las administraciones, las empresas, la industria y la sociedad deberán hacer frente en los próximos años.

  1. Apuesta por una estrategia digital que implique a todos los actores de la sociedad. Las administraciones deben establecer las directrices para la transformación del modelo económico hacia una economía digital que favorezca la consecución de los objetivos recogidos en la estrategia de España Digital 2025, con una reducción de la desigualdad, un aumento de la productividad y un aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen las tecnologías.
  2.  Reducción de la brecha digital en relación con el acceso y el uso de las  tecnologías. El Informe Brecha digital y de Género de la Comunitat Valenciana, elaborada por la Cátedra de Brecha Digital de la Universitat de Valencia ha mostrado como existen importantes desigualdades tanto en el acceso como en uso de las tecnologías. En el caso del acceso, el 20% de los hogares valencianos no cuentan con ningún ordenador en casa, dato que se aumenta hasta el 43% si se analizan las rentas más bajas. Para conseguir el avance hacia una sociedad digital, se debe ofrecer un acceso equitativo de las nuevas tecnologías a toda la sociedad, fomentado el aprendizaje de éstas en aquellas personas que por edad, formación o nivel económico no dispongan de las herramientas necesarias.
  3. Apuesta por la educación y la formación digital. Muchos de los puestos de trabajo relacionados con las tecnologías de la Información son todavía desconocidos para la sociedad. Por tanto, resulta imprescindible, construir un sistema educativo que se ajuste a esta nueva realidad digital, con el foco puesto en las oportunidades que las profesiones STEM ofrecen. Solo así se podrá satisfacer la enorme demanda de talento especializado en TI del mercado laboral y cuya previsión es que siga aumentando en los próximos años.
  4. Disminución de la brecha digital de género. La brecha de género se evidencia también en el campo de las tecnologías, especialmente en el caso de las ingenierías donde los datos de presencia de mujeres se sitúan en un 11,5% en ingeniería informática. Este aspecto también se mantiene en las empresas, donde el 74% de las empresas TIC de la Comunitat Valenciana no tiene a ninguna mujer contratada, según los datos del Informe Brecha digital y de Género de la Comunitat Valenciana. Se debe trabajar esta problemática en edades tempranas para conseguir aumentar la presencia de mujeres en este sector mediante la creación de referentes cercanos a las alumnas y de la visibilización del papel social y transformador de tecnología.
  5. Digitalización del sector público. Las administraciones públicas deben apostar por el uso de las tecnologías y la optimización de procesos para conseguir así ser más eficientes e inteligentes. En los próximos años esta debería ser una prioridad estratégica, con un plan de digitalización integral en el que se integran tecnologías como la Inteligencia Artificial, la gestión de Datos o el IoT.
  6. Favorecer el uso de Internet responsable. Internet y las nuevas tecnologías son herramientas, tal y como hemos comentado, imprescindibles para el avance y la transformación económica; sin embargo, es importante dar a conocer a la sociedad y en especial a los niños, un uso responsable de éstas. Se debe propiciar un desarrollo de las capacidades digitales desde una perspectiva responsable, ética y respetuosa con uno mismo y con los demás.
  7. Regulación de las nuevas tecnologías. Se deben establecer las regulaciones y legislaciones necesarias para el desarrollo ético y sostenible de la tecnología y evitar los riesgos que pueden surgir en relación con ellas, especialmente relacionado con la Inteligencia Artificial y sus aplicaciones.

 

Nos encontramos en un momento crucial en el que no debemos dejar pasar la oportunidad de trabajar para construir un modelo económico más tecnológico, justo, sostenible y resiliente.